}

Objetivos Actuales

En este mundo globalizado y moderno es importante recordar al Profesional Médico como un ser dedicado al servicio incondicional al paciente y por ende a la sociedad.

Esto implica una elevada capacidad para reconocer situaciones no solo de déficit de la Salud sino también de valores de integridad y conductas ejemplares en los planos de honestidad, compasión, humanización y trato cálido.

La protección a la Salud y a la Vida es un derecho universal y en consecuencia la equidad en el acceso a la misma debe ser garantizada, así como la utilización de medicamentos esenciales y de probada eficacia.

La prevención y la educación en Salud también forma parte de nuestro servicio así como la protección a la naturaleza y al hábitat cuyas afectaciones son riesgos para la Salud.

Debemos saber que las causales de la perdida de la Salud son generalmente consecuencia de determinantes políticas y económicas como la mala distribución de la riqueza, la avaricia, que traen como consecuencia el hambre, la infravivienda y la explotación laboral.

Es por eso que exigimos la calidad profesional con etica y moral social y la cohesión gremial para mantener un buen disernimiento en la toma de decisiones con libertad de conciencia.
 
Promoviendo estilos de vida y hábitos los Médicos por nuestra actividad profesional siempre estamos cerca de los más pobres y de los que sufren por lo tanto sabemos de las desigualdades entre los seres humanos y por lo tanto nos sentimos participes del compromiso como ser humano para reclamar un modelo económico y social que disminuya estas inequidades que respete la dignidad del hombre yendo mas para allá del servicio que desarrollamos debemos también implicarnos en el cuidado de la tierra, el agua y el aire con la protección de la naturaleza y de los sistemas ecológicos y la biodiversidad todo ello en la sostenibilidad del medio ambiente, dando como resultado la reducción de los riesgos para la Salud y la calidad de Vida.

Todos estos factores requieren de la asistencia sanitaria, la desnutrición, el acceso a las vacunas y a los medicamentos y la atención al final de la Vida.

La protección de la Salud y de la Vida de todas las personas es un derecho humano universal para ello deberá garantizarse la equidad en el acceso a los servicios y medicamentos esenciales con especial atención a los grupos de personas mas necesitadas, socialmente excluidas y vulnerables como lo demanda la Organización Mundial de la Salud.

Con especial atención, cuidado y lucha enérgica contra el dolor, el sufrimiento y los demás síntomas en las personas con enfermedades crónicas o procesos pluripatológicos. La infancia y la ancianidad por su gran fragilidad biológica, psíquica y social deberán tener un servicio preferencial.

No podemos tampoco dejar de ocuparnos de la promoción y educación de la Salud como exigencia intrínseca de nuestra profesión saludable.

Exigir protección a aquellas personas con discapacidad física, psíquica o sensorial o a las personas en situaciones críticas de drogodependencia.

El Médico debe erigirse como un líder para el bien común promoviendo el respeto a las normas orientadas a la convivencia social. Así como exigiendo una asistencia mas humanizada en pos de principios éticos, cívicos y sociales con una calidad profesional en la practica asistencial. Exigiendo siempre una autonomía en las desiciones que adquirimos en nuestra relación Médico - Paciente.

Todo esto hará que nuestra profesión sea reconocida con salarios justos y reconocimiento laboral, científico y llenará de prestigio a nuestra profesión siendo esta nuestra mayor recompenza homenajeando a nuestra querida Patria.

Esta nueva administración a tomado la enorme responsabilidad de volver a aglutinar a los Médicos entorno a su entidad madre, proteger al mismo, recuperar su prestigio, en ese escenario es de fundamental importancia la unidad gremial de manera a defender nuestros derechos y por ello estamos acá transmitiéndoles en el lenguaje de la cultura nuestro mensaje de quienes ustedes estimados colegas en esta nueva administración del Circulo estamos trabajando para ser dignos de ustedes y convertir a esta institución a través de nuestra tesonera labor, en una unidad aglutinante, esperanzadora y merecedora de la confianza de todas las sociedades científicas que la integran.
  
Dra. Gloria Meza

Presidente

Asunción, 2 de Setiembre de 2018